Volver a Portada
 
Visita Galería
 
Información General
 
Página Principal de Galería Tíltide
 
Actualidad de la Galería Tíltide
 
Artistas representados en Tíltide
 
Actividades desarrolladas en Tíltide
 
Obras expuestas de los Artistas
 
Programación Cultural en Tíltide
 
Crónicas de Tíltide
 
 
Recorrido por la Galería Tíltide Exposiciones en Tíltide Colaborador@s de TíltideContáctenos vía e-mailEstudio    
 
clear

VIAJE A SIGÜENZA (24 abril 2004)

Galería de Arte Tíltide (C/ Fernando el Católico, 28 - Madrid 28015 .... Tno: 626-42-95-37)

Nuestra Web: www.tiltide.com

En esta sección podra encontrar una referencia a los últimos viajes, visitas o actividades de especial interés con fotografías de dichos eventos, siempre bajo un lema: "APRENDER y DISFRUTAR".

Relato de la visita
 
Sigüenza en imágenes

El autocar salió con absoluta puntualidad de Madrid y, casi sin darnos cuenta, llegamos a Sigüenza. Como hacía una mañana estupenda nuestra profesora, guía y amiga, Pilar Martínez Taboada, decidió que subiéramos andando al Castillo, por la muralla. Atravesamos el Arco del Portal Mayor (desde allí la muralla protegía los barrios artesanales de la judería) y seguimos subiendo hacia el Castillo, pasando por la Puerta de Hierro, del siglo XIII.

El Castillo de Sigüenza domina la Ciudad desde su parte más alta. Actualmente Parador Nacional, fue un enclave defensivo desde los tiempos más antiguos: primero celtíbero, más tarde romano, visigodo y árabe. Precisamente sobre la planta de una alcazaba, se levantó en el siglo XIII el Palacio Episcopal, en el que vivieron los obispos hasta el siglo XVIII. Fue el centro de operaciones militares en la lucha por la corona de Castilla, en las guerras de Sucesión, en la de la Independencia.

En el Parador hicimos un alto, tomamos café, deambulamos por estancias y patios, y finalmente nos dirigimos hacia la Ciudad Medieval. La urbanización medieval de Sigüenza tiene una singular fisonomía, con algunas calles longitudinales como San Vicente, Arcedianos o Torrecilla. Estas calles están enmarcadas por dos grandes vías transversales la Travesaña Alta y la Travesaña Baja. En la Travesaña Alta se encuentra la Parroquia de San Vicente. Su portada consta de tres arcos de medio punto que descansan sobre capiteles de ornamentación vegetal.

Tres plazas marcaron sucesivamente la vida de esta ciudad: La plaza Vieja en la que se encuentra la hermosa Casa del Doncel, del siglo XV, recientemente restaurada y que pertenece hoy a la Universidad de Alcalá.: Un palacio que tiene una gran fachada con un arco de medio punto y balcones y ventanas en los pisos superiores.

La otra plaza, La Plaza Nueva, abierta después de la movilización de los judíos, cambió el eje de la ciudad al instalarse allí el mercado, puesto que se convirtió en el centro económico y comercial. Después acogió al Ayuntamiento, y luego a la cárcel y la escuela.

La Plaza Mayor fue construida ante la Catedral, a instancias del Cardenal Mendoza, para ello se tuvieron que tirar las murallas que protegían y aislaban la Catedral, y algunos edificios. Entramos en el siglo XVI, momento en el que cambia de nuevo la vida de la ciudad al tomar esta plaza el protagonismo definitivo: el cardenal ordena trasladar a esta nueva plaza el mercado semanal que se realizaba en la Plaza Nueva, para mejorar la actividad comercial y atender al deseo de los eclesiásticos.

Una calle unía la Plaza Mayor con el Castillo, era la Calle Mayor. Completan el espacio: El Palacio del Mirador, el Edificio del Ayuntamiento del siglo XVI, y de frente, por supuesto, la Catedral.

Las dos, en el restaurante “Calle Mayor”, fue la hora de la comida. Relajada, tranquila y.... exquisita. Después de comer teníamos hora para ver la Catedral: de estilo cisterciense, iniciada en el año 1124 por Don Bernardo de Agén, conquistador de Sigüenza. Continúo la obra Don Pedro de Leucate y la impulsó definitivamente Don Cerebruno. El románico se combina con el gótico renacentista, plateresco y neoclásico: La nave principal comenzó a construirse en el siglo XII, según las normas románicas, pero se terminó en 1495 en estilo gótico, ya tardío.

La fachada responde a las necesidades de una iglesia fortificada, con torres almenadas y gruesos contrafuertes. El rosetón, las ventanas y vidrieras atenúan la sobriedad general. Destacan el Claustro, la Capilla del Doncel, la Sacristía de las Cabezas y el Coro, bellísimo.

Para terminar nuestro recorrido, el Barrio Barroco y la Alameda: un parque neoclásico que se construye en los primeros años del siglo XIX, la parte más moderna de nuestro recorrido.

Un paseo por los momentos más destacados de nuestra historia que, gracias a nuestra querida Pilar y a las personas que se han preocupado por respetar y conservar nuestro patrimonio , realizamos en un solo lugar y un solo día.... Un día estupendo.

 

 

 

 

 

Nuestros amigos

 

"Casa del Doncel" (Acuarela de J.L.Fernández)

 

 

 

 

Inicio   |   Actualidad   |   Artistas   |   Actividades  |   Obras  |   Progr.Cultural   |   Crónicas   |   Galería   |   Exposiciones  |   Estudio   |   Contacto 

 


Copyright © 2004 Sorondo-Net. All rights reserved.